Close

17. 1. 2020

Alquiler de coches Praga y competición

Coche

Dirigir una empresa de alquiler de coches en Praga no es fácil en estos días. Se han ido los momentos en que no había ningún problema para estacionar en cualquier lugar. El tráfico condensado era sólo unas pocas horas en hora punta y era posible cruzar la carretera incluso sin el semáforo instalado.

Alquiler de coches Praga, que ofrece a sus clientes un alquiler de coches por un período de tiempo más corto o más largo, debe adaptarse a esta situación. Las nuevas tecnologías han atraído a los emprendedores que tratan de aprovechar estos beneficios. Carsharing en Praga ha encargado sacar docenas de coches de las calles ofreciendo sus coches a estas personas. Van a usar los autos de esta compañía de alquiler de autos llamada, y van a vender los suyos. La teoría es bonita, prácticamente es más bien una ilusión apoyar la buena intención de estas empresas modernas de alquiler de coches.

NUEVO ALQUILER DE COCHES PRAGA SE LLAMA CARSHARING

Carsharing

Carsahring es adecuado para alguien que no tiene un coche en Praga y necesita comprar muebles en un centro comercial en las afueras de Praga y llevarlo a casa. Si unos pocos kilómetros de viaje y lo hace en poco tiempo, el carsharing es más asequible que el clásico alquiler de coches de Praga. Si quisiera tener un coche durante mucho tiempo y conducir cientos de kilómetros con él, se habría vuelto muy caro para él.

Los propietarios de las empresas de alquiler de patinetes eléctricos reaccionaron a los atascos de tráfico, que son una realidad cotidiana en el centro de Praga. Recientemente importaron cientos de estas máquinas de América y las puso a disposición de los praguers. Durante 2 coronas por minuto, se puede montar en ellos. Desbloquear cuesta 25 CZK. Un teléfono inteligente emparejado con su tarjeta de crédito es suficiente para conducir.

Para empeorar las cosas, el alquiler de coches eléctricos también apareció en Praga. Estos son pequeños coches chinos,que se pueden alquilar de una manera similar a los scooters en Praga. Sólo hay 20 de ellos, así que es un pequeño problema para recogerlos a una distancia razonable. El precio por un minuto es de 4 CZK, el móvil también será suficiente, pero es necesario registrarse con antelación y demostrar que tiene derecho a conducir.